La Ola Monstruo de las Islas Flannan

Las islas Flannan son un pequeño conjunto de siete islas al este de Escocia en las conocidas Hébridas occidentales, un archipiélago de rocas sin vida donde muchos se la dejaron.

El faro en la isla de Eilean Mor, la más grande de las 7 islas de Flannan, fue construido en 1899 por un pariente de Robert Louis Stevenson, su situación era una bendición para los marineros que habían visto como las aguas que rodeaban las islas de los siete cazadores, como también llaman a las Flannan los habitantes de las Hébridas, se habían llevado por delante numerosas víctimas en terribles naufragios hasta la construcción del faro de Eilean Mor.

Captura de pantalla 2012-12-20 a las 14.03.23

Faro de Eilean Mor

El Faro medía 23 metros de alto y su luz podía verse hasta 40 millas de distancia. La isla de Eilean Mor tenía dos embarcaderos. Debido a la orografía abrupta de las islas, con grandes acantilados, los accesos a los muelles habían sido tallados con dinamita en las paredes de los acantilados y los recorrían unas barandillas y unos cabos marineros que bajaban hasta la cota de mar. El Faro era cuidado por 4 fareros de los que solo 3 estaban a la vez en la isla, pasaban más de un mes cuidando del faro mientras uno descansaba en tierra firme.

Captura de pantalla 2012-12-20 a las 13.34.56

El 15 de Diciembre de 1900 un buque mercante que se dirigía a Inglaterra casi se da de bruces contra la Isla de Eilean Mor. El Capitán del barco tuvo que maniobrar para evitar despeñarse         contra las afiladas rocas porque el Faro no estaba encendido. Cuando el buque llegó a puerto avisó a las autoridades marítimas pero, no se sabe el motivo, no se avisó a la junta de gestión de los faros del norte que era la encargada de decidir sobre el Faro de Eilean More. Así pues hasta el 26 de diciembre de 1900 el buque Hesperus con el farero Joseph Moore que debía relevar a uno de los fareros no se dirigió a la isla.

Cuando el Hesperus llegó a la isla no fue recibido por los fareros en el muelle como era habitual. El capitán del Hesperus realizó salvas para avisar a los fareros pero no recibió respuesta. Joseph Moore se dirigió a la torre pero no encontró a sus compañeros y si una estampa que hizo temer a Moore que los guardas habían salido con prestancia del faro. La comida en la cocina estaba a la mitad y una silla estaba volcada como si hubiesen salido con premura. Moore se dirigió a donde se guardaba el equipamiento de seguridad en caso de tormenta, pero solo estaba uno de los equipos de seguridad, los otros dos habían desaparecido.

En el diario del faro la última anotación databa de la mañana del 15 de diciembre. Lo extraño es que en esas fechas el tiempo era calmo y no había nada que pudiera hacer comprender el motivo por el que los fareros desaparecieron.

Joseph Moore descubrió que el embarcadero de la Costa Oeste estaba desgarrado, las barandillas retorcidas y en algunas tramos incluso habían desaparecido. Algunas explicaciones posteriores dijeron que los fareros fueron a asegurar la grua que había en el embarcadero por una fuerte tormenta y acabaron cayendo al mar, pero la tormenta no existió, así que ninguno de los hombres de mar de aquella época se dieron por satisfechos con esta explicación, y las leyendas, explicaciones mundanas y sobrenaturales se dieron en toda la costa de las Hébridas Occidentales.

Posible Explicación – La Ola Monstruo. 

La Ola Monstruo (Freak waves), también conocida como Ola Vagabunda o Furtiva es una ola anormalmente grande que se produce en situaciones de calma relativa o gruesa. La existencia de estas olas se consideraba un mito marino hasta que el 1 de Enero de 1995 cuando debajo de la plataforma Draupner en el Mar del Norte se midió una ola de 18.5 m de amplitud máxima y 25.6 m de altitud, una ola furtiva que superaba los 10.8 metros de la altura significativa del resto de ese día. la Ola fue conocida como la “Ola de Año nuevo” y marcó un antes y un después en la aceptación de la existencia de estas olas monstruo.

Gráfica de la ola de Nuevo del 1 de enero de 1995

Gráfica de la ola de Nuevo del 1 de enero de 1995

Tras el hallazgo de su existencia, la agencia espacial europea constató con sus satélites la existencia habitual de estos verdaderos monstruos marinos. La utilización de estos satélites permitió la creación de mapas con olas gigantes por parte de la Agencia Espacial Alemana (DLR) que permita establecer rutas marítimas alejadas de las zonas más propensas a sufrir estas olas traicioneras.

Captura de pantalla 2012-12-20 a las 14.32.21

Mapa de grandes olas

Los tres fareros de las Flannan pudieron perder la vida por un monstruo marino como los que trufan las leyendas del gran azul. Una ola monstruo que la ciencia evidenció y que hace más terrorífica e imprevisible  la vida en el mar. En cualquier caso, jamás sabremos si la vida de los tres fareros se la debemos a este monstruo marino, pero si que se las cobró el Mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s